Sugar Skull

Con la llegada de los españoles y la evangelización, los cultos y ritos que iban en contra de las creencias de la religión católica fueron prohibidos, pero en muchos casos ante la resistencia de los pueblos indígenas de eliminarlos decidieron sustituirlos.

De esta manera surgieron las calaveritas de azúcar y el pan de muerto. Las calaveritas de dulce se elaboran con una técnica traída por los conquistadores llamada “alfeñique” que es una mezcla de azúcar, clara de huevo, gotas de jugo de limón y una planta llamada “chaucle”. Se dice que esta técnica es de origen árabe, adoptada por los españoles y traída a México en la época de la conquista.

Hoy en día es una costumbre poner estas calaveritas en los altares de Día de Muertos para honrar a los que ya no están. Puebla, Guanajuato, Estado de México Michoacán y Oaxaca son algunos de los principales productores de alfeñique. Es tanta la importancia de éstos que en Toluca se realiza cada año, a partir de la segunda semana de octubre y hasta el 2 de noviembre una feria dedicada a esta delicia.

Con la llegada de los españoles y la evangelización, los cultos y ritos que iban en contra de las creencias de la religión católica fueron prohibidos, pero en muchos casos ante la resistencia de los pueblos indígenas de eliminarlos decidieron sustituirlos.

De esta manera surgieron las calaveritas de azúcar y el pan de muerto. Las calaveritas de dulce se elaboran con una técnica traída por los conquistadores llamada “alfeñique” que es una mezcla de azúcar, clara de huevo, gotas de jugo de limón y una planta llamada “chaucle”. Se dice que esta técnica es de origen árabe, adoptada por los españoles y traída a México en la época de la conquista.

Hoy en día es una costumbre poner estas calaveritas en los altares de Día de Muertos para honrar a los que ya no están. Puebla, Guanajuato, Estado de México Michoacán y Oaxaca son algunos de los principales productores de alfeñique. Es tanta la importancia de éstos que en Toluca se realiza cada año, a partir de la segunda semana de octubre y hasta el 2 de noviembre una feria dedicada a esta delicia.

Con la llegada de los españoles y la evangelización, los cultos y ritos que iban en contra de las creencias de la religión católica fueron prohibidos, pero en muchos casos ante la resistencia de los pueblos indígenas de eliminarlos decidieron sustituirlos.

De esta manera surgieron las calaveritas de azúcar y el pan de muerto. Las calaveritas de dulce se elaboran con una técnica traída por los conquistadores llamada “alfeñique” que es una mezcla de azúcar, clara de huevo, gotas de jugo de limón y una planta llamada “chaucle”. Se dice que esta técnica es de origen árabe, adoptada por los españoles y traída a México en la época de la conquista.

Hoy en día es una costumbre poner estas calaveritas en los altares de Día de Muertos para honrar a los que ya no están. Puebla, Guanajuato, Estado de México Michoacán y Oaxaca son algunos de los principales productores de alfeñique. Es tanta la importancia de éstos que en Toluca se realiza cada año, a partir de la segunda semana de octubre y hasta el 2 de noviembre una feria dedicada a esta delicia.

Calaveras-con-nombres

Origin and meaning of sugar skulls Skulls have their origin in the rituals of pre-Hispanic cultures. The sugar or amaranth skulls, in addition to the bread of the dead, are protagonists in these dates in which we celebrate the faithful deceased. These have their origin in Mesoamerican cultures according to the portal of the Secretariat of Culture of the former Federal Government. Death for these cultures was just the conclusion of a stage of life that extended to another level. The skulls of the deceased were preserved and displayed in different rituals as a symbol of the end of the first stage. The altar of the ancient cultures was called “Tzompantli” and was adorned with skulls of people who had been sacrificed in honor of the gods, which were skewered by means of aguajeros that were made to the sides.

With the arrival of the Spaniards and evangelization, cults and rites that went against the beliefs of the Catholic religion were banned, but in many cases due to the resistance of the indigenous peoples to eliminate them they decided to replace them. In this way the sugar skulls and the bread of the dead emerged. Sweet skulls are made with a technique brought by the conquistadors called “alfeñique” which is a mixture of sugar, egg white, drops of lemon juice and a plant called “chaucle”. It is said that this technique is of Arab origin, adopted by the Spanish and brought to Mexico at the time of the conquest.

Nowadays it is a custom to put these skulls on the altars of Day of the Dead to honor those who are no longer there. Puebla, Guanajuato, Estado de México Michoacán and Oaxaca are some of the main producers of alfeñique. It is so important that in Toluca is held every year, from the second week of October until November 2 a fair dedicated to this delight.

 

 

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>